Nara Thaís Guimarães de Oliveira

Antes de iniciar el tratamiento con la Quiropráctica, sufría dolores por todo el cuerpo desde hacía por lo menos cuatro años. Sentía mucho dolor en la columna cervical y en la lumbar, tenía tendinitis en la rodilla derecha, sentía dolores en las plantas de los pies, en la región del talón y durante algunos meses,estuve viviendo con un dolor constante en el cuello y la nuca. Busqué varios tratamientos convencionales ( ortopedia, reumatología) y sólo me libré temporalmente del dolor en la rodilla. Empecé mi tratamiento con la Quiropráctica en enero de 2009 y desde la primera sesión sentí alivio de los dolores del cuello y la nuca, aunque momentáneo. Con el paso del tiempo, los dolores en la columna cervical se redujeron sustancialmente y se volvieron mucho menos frecuentes. Pienso que podría haberme curado totalmente si hubiese hecho los ejercicios físicos. Y es que, además de ser una persona muy sedentaria, utilizo bastante el ordenador, pasando horas sentada, leyendo o escribiendo. Como no pude cambiar eso en su momento, adquirí otros hábitos para ayudar en el tratamiento. Empecé a estar más atenta a mi postura, corrigiéndola. Dejé de ‘crujirme’ yo mísma la columna cervical y comencé a hacer estiramientos cuando me quedaba mucho tiempo sentada. La Quiropráctica me proporcionó lo que me había prometido: el alivio inmediato de mi constante dolor y más bienestar que por la vía de los medicamentos, típico de la medicina tradicional que siempre acarrea efectos secundarios nocivos. Por fin, hizo lo que ningún tratamiento anterior: explicarme la causa física de los dolores. Eso me dió la posibilidad de creer que había un ‘remedio’ para lo que yo sentía y que no íba a tener que comprarlo en ninguna farmacia. Actualmente, creo que aún necesito adquirir hábitos saludables para que valga la pena la ayuda inicial que conseguí por medio de la Quiropráctica. Se la recomiendo a todos los que sufren dolores semejantes a los que yo tuve, y por último, quiero decir que si pudiese, continuaría el tratamiento durante más tiempo, para evitar futuros transtornos. Con la Quiropráctica conseguí mejor calidad de vida en comparación a la que tenía antes (casi ninguna). Nara Thaís Guimarães de Oliveira, 23 años.

Additional Info

  • Author: Kenneth Edwards
  • Website: demolink.org
  • Company: Demolink Inc.