Testimonios

Alvimir Alves de Oliveira

Hasta finales de febrero de 2009, nunca había oído hablar de esta ciencia que trata de la corrección de los huesos de la estructura humana sin uso de medicamentos, ni siquiera analgésicos. Antes, tuve contacto con un profesional del medio, hace más de 10 años, en São Paulo, que usaba instrumentos como la mesa elevatoria/vibratoria y la aplicación de radiación infrarroja en puntos de la piel humana. No me dijeron el nombre de la técnica usada pero todo indicaba que se trataba de quiropráctica. En el diagnóstico hecho por el Dr. Martin Thomsen, en Fortaleza, tres vértebras necesitaban corrección:

a) Quinta cervical: dolores en el cuello que me llevaban a pensar en tortícolis.

b) Quinta lumbar: resultado de mala postura al sentarme desde la adolescencia.

Los resultados del tratamiento después de 16 sesiones, han revelado una mejora sensible con tendencia a la eliminación de todos los dolores. Mi testimonio es que técnicas aplicadas en esta ciencia son válidas y eficaces hasta en casos crónicos. Los cuadros permanentes requieren una evaluación ortopédica, lo que no cabe en estos procedimientos quiroprácticos. RG nº 360.391.

Antonio Nogueira da Silva Filho e Silveria Epifáno da Silva

El contacto fue a través de una señora de nombre Conceição que me dió buenas referencias de la clínica. En mi caso, tengo problemas en la columna vertebral, pico de loro, falta de conocimiento de postura al sentarme y comodismo. En el caso de mi esposa, ella tiene problemas de bursitis grado 1 y 2, escoliosis lumbar y pérdida de la movilidad sintiendo dificultad para abrocharse el sujetador y peinarse. El tratamiento para ambos casos ha sido muy satisfactorio, hemos tenido buenos resultados con el tratamiento, como mayor disposición, disminuyeron los dolores en el cuello y mejoró su movimiento. Estamos siendo atendidos por la xxx que ha sido muy gentil en el trato físico y emocional. 26 de agosto de 2010.

Claudemilda Gonçalves Mesquita

Dr. Martin Thomsen y su equipo de trabajo, en este momento les agradezco el tratamiento realizado en su clínica, en un ambiente tan armonioso. A lo largo de 36 años de migrañas, fue con ustedes donde encontré la solución. Hoy duermo tranquila y despierto sin dolor de cabeza, que antes era todos los días.Según los cinco neurólogos mi problema era hereditario; concuerdo, pero la medicación no fue suficiente. La Quiropráctica me mostró un diagnóstico preciso de los puntos afectados, soy consciente de la realidad. El tratamiento me hizo dejar de dormir en la hamaca para volver a dormir en la cama, que para mí fue genial. Enhorabuena, os echo de menos...y que Dios continúe a vuestro lado, ayudando a personas que buscan soluciones. Fortaleza 12/08/2008.

Israel de Matos Brito Pinto

Israel de Matos Brito Pinto
Ingeniero Civil, 47 años

Hace casi un año comencé a sentir cierta incomodidad en la región del cuello, más concretamente en la parte posterior izquierda. No era exactamente dolor, era un estado de tensión que me incomodaba. Con un juego rápido de movimiento de la cabeza conseguía crujir el cuello, y eso me aliviaba momentáneamente, aunque se estaba convirtiendo en una práctica a la cuál recurría a cada instante. Pensé que eso no era normal y decidí buscar ayuda. De alguna manera tenía la intuición de que estaba asociado a la columna y me acordé de conversaciones entre amigos del centro espírita del que participaba sobre Quiropráctica. Investigué en internet sobre esta práctica y dónde encontrar terapéutas acreditados en Fortaleza, entonces encontré la Clínica de Quiropráctica Thomsen. Tuve el placer de ser atendido por xxx que me explicó satisfactoriamente el proceso terapéutico, sus bebeficios y plazos de recuperación. Iniciada la terapia, después de las primeras sesiones ya noté una gran mejoría no solo en el área que me causaba malestar sino que empecé a sentirme mejor dispuesto y aumentó mi movilidad general, que junto a la práctica de ejercicios físicos en el gimnasio, cosolidaron mi terapia. Siempre he sabido del importante papel que tiene la columna vertebral en la calidad de vida, pero sólo pasando por una situación problemática real pude sentir los efectos de no tener esa parte de nuestro cuerpo funcionando plenamente. Ahora que todo está volviendo a su eje y el bienestar que estoy sintiendo, puedo dar testimonio de lo importante que es mantener la columna vertebral siempre equilibrada y funcionando como debe para evitar problemas mayores que puedan repercutir en todo nuestro cuerpo. Mis agradecimientos a la Clínica Thomsen que posibilitó mi recuperación. Fortaleza, 18 de agosto de 2010.

José Juarez Viana

José Juarez Viana
Abogado, 70 años

Ilmos. Srs. Dirigentes de la Clínica Quiropráctica Thomsen. José Juarez Viana comparece a la presencia de V.Sas para expresar su profunda gratitud por el tratamiento profesional al que fue sometido por parte de xxx y de su asesora Mª Elenice, además de agradecer también al equipo de la Clínica Thomsen por la notable competencia de su trabajo, que resultó un éxito apoteósico en el tratamiento de la vieja lumbalgia, tratada sin éxito en otras clínicas especializadas. El abajo firmante llegó a la clínica a través de unos folletos distribuídos en el centro de Fortaleza. La visible mejoría del funcionamiento de los diversos órganos que constituyen el cuerpo humano, especialmente los aparatos: digestivo, urinario y reproductor, estimulan mis felicitaciones y agradecimientos al equipo de la Clínica Thomsen. Atentamente.

Maria do Céu

Voy a hablar un poco del tratamiento de la quiropráctica. En la semana de abríl fui al centro, pues hacía mucho tiempo que sufría muchos dolores en la espalda. Al acostarme no podía ni volverme para los lados. Sentía dolor al respirar, me faltaba la respiración. Entonces, yendo al centro de la ciudad recibí un folleto que hablaba del tratamiento de la Quiropráctica y de los dolores que parecía que yo sentía. Fui hasta la clínica y lo comprobé. Estuve cuatro meses de sesiones de quiropráctica. Ahora estoy muy bien gracias a Dios y a la quiropráctica.

Nara Thaís Guimarães de Oliveira

Antes de iniciar el tratamiento con la Quiropráctica, sufría dolores por todo el cuerpo desde hacía por lo menos cuatro años. Sentía mucho dolor en la columna cervical y en la lumbar, tenía tendinitis en la rodilla derecha, sentía dolores en las plantas de los pies, en la región del talón y durante algunos meses,estuve viviendo con un dolor constante en el cuello y la nuca. Busqué varios tratamientos convencionales ( ortopedia, reumatología) y sólo me libré temporalmente del dolor en la rodilla. Empecé mi tratamiento con la Quiropráctica en enero de 2009 y desde la primera sesión sentí alivio de los dolores del cuello y la nuca, aunque momentáneo. Con el paso del tiempo, los dolores en la columna cervical se redujeron sustancialmente y se volvieron mucho menos frecuentes. Pienso que podría haberme curado totalmente si hubiese hecho los ejercicios físicos. Y es que, además de ser una persona muy sedentaria, utilizo bastante el ordenador, pasando horas sentada, leyendo o escribiendo. Como no pude cambiar eso en su momento, adquirí otros hábitos para ayudar en el tratamiento. Empecé a estar más atenta a mi postura, corrigiéndola. Dejé de ‘crujirme’ yo mísma la columna cervical y comencé a hacer estiramientos cuando me quedaba mucho tiempo sentada. La Quiropráctica me proporcionó lo que me había prometido: el alivio inmediato de mi constante dolor y más bienestar que por la vía de los medicamentos, típico de la medicina tradicional que siempre acarrea efectos secundarios nocivos. Por fin, hizo lo que ningún tratamiento anterior: explicarme la causa física de los dolores. Eso me dió la posibilidad de creer que había un ‘remedio’ para lo que yo sentía y que no íba a tener que comprarlo en ninguna farmacia. Actualmente, creo que aún necesito adquirir hábitos saludables para que valga la pena la ayuda inicial que conseguí por medio de la Quiropráctica. Se la recomiendo a todos los que sufren dolores semejantes a los que yo tuve, y por último, quiero decir que si pudiese, continuaría el tratamiento durante más tiempo, para evitar futuros transtornos. Con la Quiropráctica conseguí mejor calidad de vida en comparación a la que tenía antes (casi ninguna). Nara Thaís Guimarães de Oliveira, 23 años.

Equipo

  • Martin S. Thomsen, DC & DACNB

    Danés, graduado en la más prestigiosa facultad de Quiropráctica del mundo: Palmer College of Chiropractic, EE.UU, en 1987. Ha tenido una clínica en Málaga durante más de veinte años. Actualmente está establecido en Córdoba, donde ofrece un tratamiento de referencia con calidad internacional.

  • Yesica Ruíz

    Es la recepcionista y asistente, siempre está dispuesta a ayudar a los pacientes con cualquier duda o problema que les surja durante todo el tratamiento, siempre con una sonrisa en su rostro y una atención impecable al cliente.

Localización

Contacto

Teléfono: 957 23 09 58 | 722 32 27 71

Avenida Gran Via Parque 16, local 5
Córdoba - España